domingo, 26 de abril de 2009

El Linux mas liviano: Solo 10 mb y todo un sistema operativo


Entre muchas y muchas y muchas distribuciones de Linux que rondan por la web, hay una llamada "Damn small Linux" que pesa tan solo 50 mb.

Ahora les acerco este review sobre Tiny Core Linux. Un sistema operativo con núcleo Linux reducido en calorías que tan solo ocupa 10mb.

Esta distribución de Linux, a pesar de poseer mucha funcionalidad, cuenta con el karma de todos los Linux: su antipatía para los usuarios poco experimentados. Es posible que muchos piensen que esta distribución sea lo suficientemente compleja a la hora de instalar (no de usar) como para no instalarla en su equipo!

Algo destacable, es que Tiny Core Linux (o TCL en el futuro en este post) recurre mucho al uso de Internet, por lo cual se debe contar de una conexión de banda ancha de considerable velocidad y de tarifa plana.

En su configuración por defecto, la distro utiliza DHCP para determinar un número IP dentro de la red, aunque podrás especificar un número manual si en tu red no utilizas ese protocolo dinámico. Detalles adicionales de configuración pueden hallarse en la página oficial (como ajustar la resolución de pantalla), pero si tienes algunas horas de vuelo con distros Linux, no será nada complicado para ti realizar estos ajustes.

La distro se carga en la memoria RAM, demandando poco más de 32 MB

El repertorio de aplicaciones no es tan amplio como en otras distros, pero es algo lógico si tenemos en cuenta que Tiny Core Linux no es una distro del montón. Las aplicaciones deben ser especialmente compatibles con la distro, manteniendo su funcionalidad y sin devorar espacio. Esta distro está orientada a ser ejecutada desde pendrives u otra clase de unidades removibles, lo que entrega la obvia ventaja de poder almacenar los cambios en la configuración. Al iniciarse completamente en memoria RAM, Tiny Core Linux es una distro muy rápida, con un tieimpo de inicio reducido. En cuanto a puntos débiles, el primero de la lista es el tiempo de adaptabilidad que la distro demanda al usuario. Cualquier iniciado en Linux acostumbrado a distros como Ubuntu puede sentirse aterrorizado frente a Tiny Core Linux, pero como suele suceder en estos casos, todo es cuestión de paciencia, y de tener ganas de aprender.

Luego está su método de instalación. Si quieres utilizar a Tiny Core de manera un poco más permanente, deberás consultar el método de instalación en su página oficial, y seguirlo paso por paso.



Rápida, portáil, e increíblemente liviana, Tiny Core Linux es pequeña pero con el potencial de ser muy versátil.

La verdadera enseñanza de distribuciones y sistemas operativos como éstos es que no es necesario tener grandes sumas de dinero para poder estar al alcance de la globalización, que impulsa a los usuarios a comprar y comprar sin límites para ponerse al tanto de la tecnología actual más sofisticada y así poder tener, en definitiva, un lugar en este mundo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada